Cómo sacarle el jugo a los GIF en tu comunicación y marketing
05/04/2019
Foto: Pxhere.
Ayuda a tus clientes a contar la historia de tu empresa con estos 4 consejos
03/05/2019

Cómo sacarle partido a tus videos “en vivo”

 

Un primer paso es que, tan pronto como la transmisión en vivo se detenga, asegúrate de que esté disponible para su reproducción. También puedes generar cápsulas breves para “serializarlo”. Y los comentarios publicados en el feed de la transmisión en vivo te proporcionan información sobre las necesidades y objetivos de tus clientes.

 

Los consumidores se sienten atraídos por el video en vivo porque ofrece una visión en tiempo real de una manera que el texto y la imagen no pueden lograr. Sin embargo, el video no se termina una vez que dejas de transmitir. De acuerdo con una encuesta de Livestream y New York Magazine, más del 80% de las personas dicen que prefieren ver un video en vivo que leer las publicaciones en las redes sociales. Es por eso que te resumimos los siguientes consejos de Content Marketing Institute sobre cómo reutilizar tu contenido en vivo para sacarle partido.

El valor de la repetición

Un primer paso es que, tan pronto como la transmisión en vivo se detenga, asegúrate de que esté disponible para su reproducción.

Por ejemplo, una historia de Instagram desaparece de tu perfil en 24 horas. Pero el año pasado, Instagram introdujo Story Archives y Story Highlights, que permiten que tus videos se vean hasta que los elimines. También, en Youtube, cuando finalices una transmisión, el video en vivo se cargará automáticamente en tu canal.

Además, Facebook, Instagram y YouTube te permiten asignar a tu contenido de video un título y una descripción. Incluye un enlace a tu sitio web cuando sea posible. En Instagram, no puedes proporcionar una URL dentro de una publicación individual, así que incluye un enlace a tu sitio (o página de destino) en tu biografía.

Edita el livestream y córtalo en fragmentos

Las audiencias ven las transmisiones en vivo de manera diferente a como consumen los videos. Para empezar, son más indulgentes. No esperan siempre una calidad o presentaciones perfectas. Tampoco están tan interesados en pasar mucho tiempo viendo el video.

Si optas por editar el video, use un editor de video en línea como iMovie (iOS), PowerDirector (Android) o YouTube Editor.

Crea una miniatura personalizada

Puedes cambiar la miniatura seleccionando un marco desde su material de archivo o creando una miniatura personalizada a través de aplicaciones como Canva. La imagen debe ser de alta resolución (1280 píxeles por 720 píxeles).

Otras alternativas

Tu contenido en vivo es un excelente “forraje” para un artículo de blog, especialmente cuando se combina con las preguntas y comentarios que recibiste mientras estabas rodando. Puedes mostrar todo el video o cortarlo en segmentos y “serializarlo”. Otra excelente alternativa es utilizar el video en campañas de e-mail.

Aprovecha y recopila todos los comentarios publicados en tu feed durante la transmisión en vivo. Proporcionan información sobre las necesidades y objetivos de tus clientes en tiempo real. Puedes, además, convertir tu video en un archivo de audio, como una manera fácil de obtener más exposición y entregar contenido a tu audiencia en otra plataforma.

Y recuerda probar. Independientemente de lo que elijas hacer con tu contenido de video, asegúrate de probar el engagement, el tráfico y las conversiones de tus campañas. Si bien no es posible comparar lo mismo, ejecutar algunos números puede ayudarlo a decidir qué tácticas vale la pena perseverar y cuáles dejar de lado.

Fotografía: Pixabay.