6 claves para que las personas compartan tu contenido
17/09/2019
Cómo combatir el problema de los seguidores falsos en Instagram
29/10/2019

Errores en tu e-mail marketing que debes evitar

 

No dar la bienvenida a tus suscriptores, olvidar los llamados a la acción, enviar demasiados mensajes o no segmentar tu audiencia pueden dañar tus esfuerzos a través de un canal que sigue gozando de buena salud.


Existe una idea errónea de que el marketing por correo electrónico está muerto. Pero ojo: una de las razones por las que es tan útil es porque ofrece un alto ROI. Según un informe de la Data & Marketing Association (DMA), de Reino Unido, por cada 1 libra que se gasta en campañas de correo electrónico, se puede esperar un retorno promedio de 32 libras.Incluso si has tenido éxito con tus campañas en el pasado, aún es posible beneficiarse de la guía publicada por Quick Sprout para corregir ocho errores comunes en estrategias de marketing por email, y que resumimos a continuación.

1. No dar la bienvenida a tus suscriptores

Si acabas de agregar un nuevo suscriptor a tu lista de correo electrónico, pero no planeas contactarlo hasta el envío de un boletín o de un cupón, estás cometiendo un gran error. Los correos electrónicos de bienvenida deben activarse inmediatamente después de registrarse. Esto se debe a que tienen las tasas de apertura más altas en comparación con cualquier otra categoría de correo electrónico.

2. Olvidar el llamado a la acción

Tus clientes no sienten la misma pasión por tu compañía que tú. Por lo tanto, enviarles un mensaje de “hola” sin ningún objetivo específico no agrega ningún valor a la relación que has establecido con ellos.Todos tus correos electrónicos deben tener un propósito claro. De lo contrario, ¿qué esperas que haga el destinatario con el mensaje? Incluso si estás enviando un boletín informativo de última hora, debe haber algo en el mensaje que atraiga las conversiones, por ejemplo, invita a tus usuarios a compartir el contenido del newsletter en las redes sociales.

3. Enviar demasiados correos electrónicos

Solo porque alguien se suscribió a tu lista de correo electrónico, no te da derecho a bombardearlo con mensajes todo el día.La personas pueden recibir 121 correos al día en el trabajo, por lo tanto, no sorprende que la razón principal por la cual se den de baja de las listas es porque reciben demasiados mensajes. Debes enviar lo justo y necesario, de lo contrario ahuyentaras a tus clientes. Para ello, cuando se registren en la lista de envío de tu empresa, no olvides consultarle a tus usuarios por la periodicidad de tus envíos.

4. No segmentar suscriptores

Si tienes una larga lista maestra de correos electrónicos donde cada suscriptor recibe el mismo contenido al mismo tiempo, lo estás haciendo mal. 

Es posible que algunos suscriptores solo deseen promociones y cupones, mientras que otros desean su boletín informativo. Todos tienen diferentes necesidades y preferencias, como recibir un correo semanal o mensual, entre otras opciones.

5. Retrasar campañas

A veces, puedes tener el impulso de posponer una campaña porque, luego del primer envío, solo una pequeña fracción de tus suscriptores se registró en tu próximo evento o compró tu nuevo producto.

Sin embargo, Quicksprout recuerda que “la probabilidad de vender a un cliente actual es del 60 al 70%. Pero las posibilidades de vender a un nuevo cliente son solo del 5 al 20%”.

6. Descuidar usuarios móviles

Es de esperar que uses tu computador para elaborar tus mensajes de marketing por correo electrónico. En estos equipos, todo se puede ver muy bien, pero debes verificar también los mensajes desde dispositivos móviles.

Siempre comprueba cómo se ven y leen tus mensajes en tu teléfono antes de enviarlos. Para ello, considera factores como la extensión de los textos o no incluir mucha o toda la información en imágenes. Los filtros de los servidores de correo no las despliegan automáticamente, por lo que te arriesgas a que tus usuarios no puedan leer tu correo.

7. Enviar mensajes no profesionales

Los correos electrónicos no deberían enviarse en cuestión de minutos. Al contrario, debes planificarlos con un calendario, crea un esquema, escribe una copia, edítalo en algún software, revisa y luego vuelve a revisar. La jerga, los errores ortográficos y el formato incorrecto, entre otros, no se reflejarán bien en tu negocio.

8. No priorizar registros

Para que este canal siga funcionando y así le puedas sacar provecho, recuerda que siempre debes implementar acciones periódicas para alimentar tu lista de correo.

Puedes incluir un llamado destacado en tu sitio web a que tus clientes se suscriban, ofrecerles una recompensa o apalancar los registros nuevos a través de tus redes sociales.